Magos descabellados y guerras tras cortinas

By Francesca Fiorentini
April, 2012

(Listado de otros artículos en español)

Las guerras y ocupaciones de Washington:
Resumen del mes #84/30 de abril 2012

Traducido por Ruth Warner-Carrillo

Francesca Fiorentini corre la cortina para revelar las maniobras del imperio este mes en Irán, Afganistán y Siria.

La cosa va de lleno esta primavera. Las manifestaciones como la Primavera del 99%, acciones del Día de los Trabajadores en todo el país, proyectos continuos de Ocupación y el trabajo en contra de la cumbre de la OTAN este mes, demuestran que no se pueden apaciguar tal fácilmente al movimiento en EE.UU. para exigir la justicia económica y la democracia real.

Pero mientras el enfoque se centra en asuntos domésticos críticos, continúan sin cesar la represión en la Primavera Árabe y las guerras de ocupación, con poquísimo debate público. Y así le gusta a Washington. ¡No le haga caso al hombre tras las cortinas! Porque a pesar de la cara tranquila del mago militar, tal vez usted se dará cuenta que los hombres en control no tienen idea de lo que hacen. Pero, si queremos saber qué pasó realmente con nuestros impuestos en abril, porqué el país supuestamente no tiene dinero, y porqué tras una década de “guerra al terrorismo” el mundo está menos seguro, entonces debemos correr la cortina para desenmascarar una política militar que está entre terrible y desastrosa.

En Irán, Afganistán y Siria, la política exterior de EE.UU. ha mostrado tener dos caras: llamados por la paz y negociaciones mientras activamente socava a ambas cosas. Repasemos los eventos más salientes del mes.

IRÁN (E ISRAEL): OPERACIONES ENCUBIERTAS, SANCIONES ¿Y NEGOCIACIONES?

Se han abierto goteras en la campaña aparentemente hermética de Israel por atacar a Irán. Este mes el jefe militar israelí Lt.  Benny Gantz expresó al periódico Ha'aretz que el gobierno iraní es demasiado “racional” para construir una bomba nuclear, y el ex primer ministro Ehud Olmerto desprecióabiertamente la carrera irresponsable de Netanyahu hacia la g


uerra. Este desacuerdo público demuestra que tanto el sector de la inteligencia como los jefes políticos israelíes, (1) saben que Irán no representa una amenaza nuclear y (2) están dispuestos a decirlo públicamente para diluir la peligrosa histeria que reina. Afortunadamente – aunque es desafortunado que dependa de los caprichos de Israel – el mundo puede por el momento sentir cierto alivio sobre la posibilidad de una guerra abierta en contra de Irán.

Seal of the M.E.K., or Mujahedin-e Khalq, the People's Mujahadin of Iran. Courtesy of http://nomadicpolitics.blogspot.com/

También este mes el supremo líder religioso Ayatollah Ali Khamenei criticóla carrera de armas nucleares y calificó el uso o la amenaza de uso de armas nucleares como “una seria violación de las reglas humanitarias más básicas”. Esto es algo de gran importancia, ya que su discurso sonaba casi como una enseñanza espiritual en contra de la proliferación nuclear.

Sí bien puede haberse postergado por el momento la alternativa de una guerra abierta contra Irán, este mes los informes muestran que están vivitas y coleando las actividades militares encubiertas contra ese país. A principios de abril, el Washington Post reportóque los vuelos de aviones teledirigidos de la CIA, una ampliación de redes de espías adentro del país, y la vigilancia del National Security Agency han formado parte de la escalada militar contra Irán en los últimos tres años.

También este mes, el periodista Seymour Hersh revelóque entre 2003 y 2005 el Comando Operativo Especial Conjunto de los EE.UU. adiestró al grupo opositor iraní M.E.K. -- un grupo que oficialmente está en la lista de EE.UU. de organizaciones terroristas extranjeras – en un sitio de seguridad nacional en Nevada. Según Hersh, en los últimos dos meses altos funcionarios del gobierno de Obama confirmaron a NBC News que unidades de M.E.K. participaron en los asesinatos de científicos iranés (cinco desde 2007), y que han sido “financiados y entrenados por Mossad, el servicio secreto israelí”. Un alto funcionario de inteligencia afirmó esto ante Hersh, agregando que “las operaciones se beneficiaron de la inteligencia americana”.

Mientras tanto, públicamente, EE.UU. y los miembros permanentes del Consejo de Seguridad (más Alemania) se reunieron en abril, por primera vez en un año, con funcionarios iraníes para volver a iniciar las negociaciones sobre el programa nuclear del país. Es un paso pequeño en la dirección correcta que ignoró abiertamente las críticas de Israel. El sentir general  de todas las partes al salir de la reunión era optimista, aunque los funcionarios iraníes han afirmado que romperán con las negociaciones si siguen las sanciones.

Las sanciones contra Irán, impuestas en gran parte para apaciguar a Israel, tienen consecuencias potencialmente desastrosas para los iraníes y el mundo. Como explica el analista Juan Cole ampliamente aquí,la nueva ronda de sanciones contra Irán encaminadas a prevenir la venta de su petróleo (una táctica que se intentó en 1950 con repercusiones políticas terribles) amenaza a las economías en auge como Corea del Sur y la India, y seguramente aumentarán el precio global del petróleo.

A nivel doméstico para Irán, Cole afirma que las sanciones económicas pueden “mandar a la clase media a un espiral de caída, dejando a sus miembros con menos recursos para resistir a un gobierno autoritario”. Dice que las sanciones son responsables por la desmovilización del movimiento de protesta Verde de Irán en 2009, que exigía la transparencia electoral y la democracia y podría considerarse como los primeros brotes de la Primavera Árabe de 2010.

Por otro lado, Washington no parece percibir ninguna contradicción en continuar las operaciones militares encubiertas y sanciones mientras intenta las negociaciones. Es un malabarismo peligroso capaz de provocar más enfrentamientos que paz

Y mientras el mundo se enfoca en Irán, Israel legalizó tres asentamientos nuevos en la profundidad de Cisjordania. Al ocurrir acto seguido de una carta entregada a mano de la Autoridad Palestina que solicitaba el reinicio de las negociaciones, esta legalización de los asentamientos ha mandado al carajo a los palestinos, el “proceso de paz” y a la comunidad internacional.

AFGANISTÁN: CONTINÚA EL SHOW DEL MAGO

Otra vez, Washington no ha entendido lo que el 69% del público estadounidense sí entiende: la guerra en Afganistán es un desastre y es hora de salir. Tras once años y $450 mil millones de dólares, Afganistán está peor ahora que antes de la invasión estadounidense. Cada mes surge una noticia nueva que subraya el hecho que la guerra debe terminar de inmediato. En abril fueron las fotografías espantosas de soldados estadounidenses que posaban con partes de los cadáveres de afganos.

Pero Washington no se detiene y este mes llegó a un Acuerdo de Alianza Estratégica entre EE.UU. y Afganistán que promete una presencia militar EE.UU. en Afganistán hasta el año 2024. El acuerdo no toma ninguna decisión sobre bases militares permanentes pero las tropas afganas serán financiadas por un monto calculado de $4 mil millones al año, al encargárseles tareas como las redadas y detenciones que ahora realizan los militares EE.UU. Y en la cumbre de la OTAN en Chicago este mayo, el Secretario de la Defensa Panetta solicitará, y probablemente recibirá de los aliados europeos, otras $1.3 mil millones para las fuerzas afganas.

Clase de austeridad! Eso es lo que se llama tirar plata a una catástrofe. También demuestra cómo los oficiales militares con experiencia están ignorando los hechos en el terreno. El veinte por ciento de todas las muertes en combate de estadounidenses resultan de ataques por militares afganos. No se necesita invertir dinero en la estrategia de contrainsurgencia estadounidense, que cuenta mucho con estas tropas afganas. Lo que se necesita es tirarlo todo al bote de la basura.

Los intentos de Washington por negociar con el Talibán hasta el momento han fracasado porque se quedan pegados con condiciones que están totalmente desconectadas de la realidad que los EE.UU. sí está perdiendo. Washington exige que el Talibán deje las armas, corte sus vínculos con Al-Qaeda, acepte la constitución afgana y la legitimidad del gobierno de Karzai, y (ahora) que apruebe por una década más la presencia de los militares estadounidenses.

Lo resume aquí, muy claramente el corresponsal de Foreign Policy in Focus Colin Hallinan al afirmar que pensar así sobre Afganistán es “alucinar”. A cambio, sugiere que los términos serios de negociación podrían comenzar con varias alternativas: un cese al fuego, descartar planes a largo plazo de mantener fuerzas especiales en el país, poner un fin a los ataques de aviones teledirigidos a Pakistán, formar un gobierno de unidad nacional, asegurar asistencia no militar al país, y “auspiciar una conferencia regional para mantener neutro y no alineado a Afganistán”. Imagínese.

Pero por lo visto, en la cumbre de la OTAN la conversaciónse basará en la falacia de unas fuerzas de seguridad afganas fuertes y los pasos futuros se limitarán a soluciones económicas, políticas y militares. La supervisión y la terquedad de la OTAN sobre Afganistán seguirán con costos altos: todas las partes involucradas, las economías domésticas, y el destino de toda la región.

Las conversaciones para remendar la relación entre Pakistán y EE.UU. también fracasaron este mes, y Washington se rehusó a disculparse por los ataques aéreos en noviembre pasado que mataron a 24 soldados paquistaníes en la frontera afgana. Desde noviembre, Pakistán ha bloqueado las fuentes de suministro de la OTAN a Afganistán, respondiendo a las demandas de sus ciudadanos de poner fin a los ataques de aviones teledirigidos y la impunidad estadounidense. Obama, que no quiere parecer débil militarmente cuando se aproximan las elecciones, probablemente decida optar por el macho en vez de la mente, aislando más a un país cuyo destino está vinculado al de Afganistán. Estados Unidos sólo logrará el apoyo de Pakistán si pone fin a su guerra con aviones teledirigidos y si respeta la soberanía de un país cansado de ser plataforma de lanzamiento para el militarismo regional.

PELIGRO CRECIENTE EN SIRIA

A pesar de un acuerdo sobre un cese al fuego el 12 de abril y la resolución de la ONU de enviar a 300 observadores no armados a Siria, la situación sigue empeorando con más de 10 mil muertes y enfrentamientos continuos entre el régimen de Assad y las fuerzas de oposición. Washington y los europeos occidentales en la ONU  se han querido presentar como los que buscan una solución pacífica, mientras los países como China y Rusia son pintados como los que apoyan la campaña de violencia de Assad. Sin embargo, raspando un poco más profundo uno puede ver como los primeros están socavando sus propios esfuerzos diplomáticos y condenándolos al fracaso.

Antes de los observadores y acuerdos de cese al fuego, un grupo de 70 países llamándose “Los amigos de Siria” se reunieron en Estambul a fines de marzo para hablar de la crisis actual y el futuro del país. Este grupo incluía los Estados Unidos, Francia, Alemania y los países de la liga árabe como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Associated Press informóque la reunión concluyó con un acuerdo entre los “amigos de Siria” para apoyar el Consejo Nacional Sirio como el “representante legítimo de todos los sirios y el ‘interlocutor principal de la oposición con la comunidad internacional’.” El jefe del Consejo Nacional Sirio dijo que comenzaría a pagar salarios a los luchadores en el Ejército Libre Sirio y países como Qatar y Arabia Saudita, entre otros, se comprometieron a entregar millones. Según Ha'aretz,

Alemania y los Emiratos Árabes Unidos crearán un fondo para la rehabilitación eventual de Siria, lo que parece un mal agüero para un conflicto que no se ha resuelto.

Tras la reunión, en una conferencia de prensaHillary Clinton afirmó que EE.UU. entregaría comunicaciones a las fuerzas opositoras y que aumentaría a $25 millones su “ayuda humanitaria” a Siria. Aunque ni EE.UU. ni los poderes occidentales como el Reino Unido dijeron abiertamente que darían armas a la oposición, su participación en la reunión, como lo expresóel Financial Times efectivamente dio “la bendición a la apuesta de Arabia Saudita a armar a la oposición”.

Se supone que los planes y promesas de esa reunión siguen vigentes a pesar del plan de paz de 6 puntos de Kofi Annan y el despliegue (lento) de 300 observadores. (Poca sorpresa que el régimen de Assad ahora se rehúsa a aceptar observadores extranjeros de los países “Amigos de Siria”). Pero no se ha impuesto ningún embargo de armas contra el país, solamente se ha dado esta aprobación implícita para que los aliados regionales armen a la oposición, junto con el flujo sin restricciones de armas al gobierno de Assad.

Washington y sus aliados ahora están jugando con fuego cuando se trata de Siria – soplando las llamas de las divisiones sectarias en la región, arriesgando vidas y haciendo muy real la posibilidad de una guerra civil prolongada.

LA COSA VA DE LLENO

Con los nuevos proyectos y acciones planeadas, esta primavera será prometedora y difícil para los movimientos sociales en EE.UU. Reuniones como la Cumbre contra aviones teledirigidosy la Contra Cumbre para la paz y la justicia económicason importantes para asegurar que en el diálogo nacional no se pierda de vista el papel fundamental del militarismo en la formación de la economía estadounidense.  Pero las protestas contra el militarismo siempre provocan respuestas militares: el comité auspiciador de la cumbre de la OTAN en Chicago ha destinado $55 millones para la “seguridad” de la conferencia” -- $36 millones fueron donados de corporaciones y $19 millones provienen de concesiones del gobierno. Esto disiparía cualquier duda que puede haber existido sobre la importancia de la maquinaria militar para EE.UU., y el papel desempeñado por el sector privado como financiador de la misma. Es hora de salir a las calles y correr la cortina – claramente, ya no estamos en Kansas.

The views expressed here are those of the author and do not necessarily represent those of the entire War Times project

Francesca Fiorentini is an independent journalist and comedian based in Buenos Aires, Argentina. Before working with War Times she was an editor with Left Turn magazine andWIN: Through Revolutionary Nonviolence, the magazine of the War Resisters League. She writes, produces, and directs the comedy video blog Laugh to Not Cry.  Follow her @franifio

More by Francesca Fiorentini:

Add a Comment

Dear Reader: Please help us keep our comments section a safe space of respectful and healthy dialogue that furthers the work against militarism and toward justice. Comments will be moderated.

Facebook

WT Comments