Falta trabajo para echar las guerras

By Greg Hom
May, 2012

Las guerras y ocupaciones de Washington:
Resumen del mes #85/ 31 de mayo de 2012

Por Greg Hom; traducción por Ruth Warner-Carrillo

Inspirado por los activistas de IVAW que encabezaron las grandes protestas anti-OTAN en Chicago, Greg Hom evalúa los desafíos que enfrentan los activistas anti-guerra en referencia a Afganistán, Irán, Egipto, Siria y Mali.

Prohibido Botar Basura!!!

¿Prohibido? No importa. ¡Sí lo vamos a lograr!
Imagen cortesia de ohanesianrosa.

Los veteranos de Afganistán e Irak, junto con Afganos Por la Paz, hicieron historia este mes al encabezar a miles de manifestantes contra la OTAN. Los veteranos también regresaron sus medallas de la Guerra Global contra el Terror a los generales de la OTAN. Esto fue precisamente el ímpetu que se necesitaba para el arduo trabajo que nos espera en vista de eventos recientes en el Medio Oriente / Oeste de Asia, y África ignorada. Esto complica el año electoral en Estados Unidos. Es mucho, pero es un mundo grande y loco.

DEVOLUCIÓN DE MEDALLAS

Todos los diferentes tipos de activistas anti guerra han ayudado a cambiar la opinión pública sobre Afganistán, y a raíz de eso, el cambio de curso de parte del gobierno. Pero ha jugado un papel muy especial la organización de veteranos de Irak, Veteranos de Irak Contra la Guerra (IVAW por sus signas en inglés). Las tropas que botaron sus medallas en la conferencia de la OTAN este mes fueron una noticia muy alentadora para todos nosotros. Mientras los medios de comunicación se enfocaron en motines policiales, los activistas de IVAW, junto con mujeres de Afganos por la Paz, encabezaron la acción de mayor envergadura. Además de devolver las medallas a su gobierno, ellos expresaron sus deseos de paz, de justicia para los pueblos que viven bajo la ocupación, y de sanación tanto para los veteranos como para los afganos. También hicieron hincapié en la relación de la recesión y políticas de austeridad al financiamiento continuo de la guerra.

Las voces y la valentía de estos veteranos – publicados ampliamente en los medios de comunicación alternativos – tienen una credibilidad especial con el público porque ellos han servido en el lugar de los hechos. Y eso es precisamente por qué fueron ignorados en la mayoría de las noticias de los medios grandes de comunicación. Es muy poderosa la alianza de acción con Afganos por la Paz, y la solidaridad que IVAW ha demostrado a ese movimiento. Considerando que llamados de la OTAN y EE.UU.  para la paz en Afganistán ha sido tan débiles, es impresionante ver la unión de estos dos grupos.

¿Y qué estaba pasando en las calles con la policía? El Guardian (Reino Unido) empezó el mes con un artículo sobre el equipo policial que se usaría en las protestas callejeras, que tiene orígenes militares. El artículo se enfocó en un “arma de sonido” que puede hace daños permanentes a la audición y causar terrible dolor – pero para los televidentes no se ve igual que las macanas y balas de hule. El artículo admite que anteriormente la policía ha usado el aparato en cuestión contra manifestantes, pero lo que hay que remarcar hoy es el uso de equipo y tácticas militares contra personas adentro de los Estados Unidos. Para algunos lectores de Tiempo de Guerras, esto se ha vuelto más evidente desde el movimiento de Ocupación, y otros lo han percibido en las comunidades de color desde el principio de la “Guerra contra las drogas”, o desde las décadas de los 60 y 70 con COINTELPRO. Pero, desde el 11 de septiembre de 2001, ha recrudecido la militarización general de la cultura, y ha ganado fuerza la opinión que nuestros problemas sociales requieren soluciones militares amplias.  (A los manifestantes contra la OIC no se les llamaba terroristas en 1999, y ahora muchas veces se habla de cargos por terrorismo contra activistas). En parte, se debe al adiestramiento que reciben cada vez más policías de los militares israelíes que participan en una brutal ocupación, que siempre usan términos como “terror” y la “otra” población subyugada. Dándole vuelta a la consigna de activismo durante la Guerra de Vietnam que fue “Traer la guerra a casa”, ahora los activistas habla de “Botar a la guerra”.

POLÍTICAS DE GUERRA Y PÓSTURAS DE “FUERZA” CON LA APROXIMACIÓN DE LAS ELECCIONES EN EE.UU.

Usando como palanca el asesinato de Osama Bin Laden hace un año, el presidente Obama visitó a Afganistán a principios de mes para reclamar el “progreso” en las negociaciones con el Talibán – y también para recordar al electorado de su postura de “fuerza” en asuntos militares al aproximarse a las elecciones en este país. Apartando el teatro, EE.UU. sigue perdiendo esta “guerra de necesidad”. El Talibán no está desapareciendo – es Washington el que está rebajando su definición de “éxito” y estableciendo fechas para el retiro de todas las tropas de combate.  La derecha ataca a Obama por debilidad y supuestamente por  “salir demasiado temprano”, pero no está tan claro que el guerrerismo sobre Afganistán ganará votos. Y los aliados de EE.UU. ya están abandonando el barco. El nuevo presidente francés ha dicho que sacará a las tropas francesas para fin de este año. Los franceses claramente ven la relación entre la guerra y la austeridad – un punto que nosotros en los estados unidos debemos remarcar con mayor energía.

Mientras tanto, las negociaciones en Bagdad entre Irán y seis poderes mundiales terminaron sin un acuerdo. Las conversaciones continuarán en Moscú a mediados de junio. Washington se niega a reconocer el derecho de Irán a un programa de enriquecimiento no relacionado con las armas, e Irán se niega a aceptar las demandas invasivas de EE.UU. a menos que a cambio se levanten las sanciones. Algunos analistas opinan que ocurre un estancamiento, en el cual a pesar de retórica, ninguna de las partes realmente quiere las sanciones, sobretodo sobre exportación petrolera por Irán. Estos serían muy dañinos para Teherán, pero también podrían causar estragos al mercado petrolero. Sigue la tensión, porque se sigue hablando de sanciones petroleras.

Un agravante a la tensión es la lluvia de retórica anti-Irán de parte de los guerreristas israelíes y sus múltiples aliados EE.UU. El grupo de cabildeo de Israel, encabezado por AIPAC, sigue tocando tambores de guerra diciendo que Irán es una “amenaza existencial” para Israel. Es un secreto a voces que quieren sacar a Obama del gobierno o que se doble más de lo que ha hecho a su política de apoyo incondicional a Israel. Algunos dicen que el cabildeo israelí  ha hecho una consigna generalmente aceptada que EE.UU. respalda a Israel pase lo que pase. Hasta los “expertos” políticos como generales de alto nivel estadounidense – casi vacas sagradas para los medios – se les golpea con el mazo político si critican el comportamiento maniático de Israel.

EGIPTO: ELECCIONES DEMOCRÁTICAS ESCONDE TENSIONS DE LARGO PLAZO

Las elecciones egipcias terminaron sin que ningún candidato superara el 50%, así que se realizará una segunda vuelta entre el candidato de la Hermandad Musulmana Mohammed Mursi y Ahmed Shafiq, que fue funcionario durante la época de Mubarak. Si gana Mursi, asumirá el poder un gobierno con simpatías hacia la lucha palestina. La diplomacia entre Egipto e Israel podría terminar, lo que complicaría la postura de Israel sobre Irán. La posibilidad de una apertura del cruce Rafah entre Gaza y Egipto sería una solidaridad concreta para los palestinos que se encuentran aún atrapados en la prisión de cielo abierto más grande del mundo. Claro que un candidato islamista de cualquier tipo es contrario a la perspectiva EE.UU. sobre lo que se puede aceptar en la región, y será tildado por la derecha como otro fracaso de Obama. Probablemente ni se reconozca la hipocresía de apoyar a la democracia, pero no para Egipto.

Esa es la perspectiva desde un punto de vista de relaciones internacionales. Adentro de Egipto, ahora enfrentan un dilema los activistas laborales, democráticos y de derechos de mujeres que estuvieron en Tahrir luchando contra la dictadura de Mubarak pero no a favor de (y muchas veces en contra de) la política de la Hermandad Musulmana. Hay tanto alivio en la sociedad por el solo hecho de poder votar, para muchos puede parecer que sería un acto en contra de los avances políticos el volver a tomar las calles. La manifestación del 29 de mayo en Tahrir en contra de Mursi y supuestas irregularidades en los votos, puede ser la forma correcta de no perder el ímpetu de las manifestaciones callejeras, pero habrá que ver si las manifestaciones crecen y si un programa socioeconómico progresista puede realmente afectar la votación y el gobierno del candidato ganador

Los activistas sirios, mientras tanto, enfrentan problemas mucho más serios. Cualquier tipo de manifestación ha provocado una respuesta de represión y violencia recrudecida, algunas fuerzas anti-gubernamentales han levantado armas, y los poderes occidentales y el régimen saudí reaccionario están ansiosos de aprovechar el conflicto en Siria.  Aunque supuestamente está en efecto un cese al fuego, la masacre de la semana pasada levantó tensiones, causó nuevas condenas de la ONU y llamados más fuertes de parte de los neoconservadores y gente de Romney para una intervención militar directa de Washingto

MALI: CONTROVERSIAS SOBRE FRONTERAS Y AUTONOMÍA

África merece más cobertura de parte de los activistas anti militaristas. El continente está lleno de los minerales que hacen posible una gran parte de la tecnología moderna. Han crecido las movidas de los poderes occidentales, entre ellos la creación del Comando Africano de EE.UU. – AFRICOM – junto con competencia por el control de recursos de parte de China (y claro también el P-E-T-R-O-L-E-O). Por lo general los países africanos no tienen la fuerza necesaria de negociar los términos de su participación en la economía global, y siguen a punto de estallar las tensiones entre grupos que datan desde la época colonial.

Una  entrevista de Democracy Now con Firoze Manji en abril explicó el contexto de la crisis actual en Mali, incluyendo un análisis regional más amplio de resistencia al neoliberalismo. Hay más información sobre las preocupaciones internacionales sobre la integridad territorial de Mali en una entrevista en abril en  Pambazuka  con una activista  de mujeres y más recientemente con la  contribución de Nii Akuetteh al Real News Network.  

Manji menciona los intereses petroleros en la región, que son controlados por Canadá y no dejan ingresos a las personas en el terreno. Manji nos da un contexto más amplio de resistencia africana al neoliberalismo al levantamiento Tuareg que ha provocado eventos recientes en Mali. También expresa esperanzas que tras la “primavera árabe” habrá levantamientos de movimientos más cohesionados en contra de dirigentes aliados al capital internacional.

En informe de Akuetteh se refiere al ángulo de seguridad del levantamiento en Mali, con el argumento de que los intereses del gran capital desempeñarán un papel menos importante en la reacción militar y político. Estados vecinos no han reconocido que los Tuareg quieran tener territorios propios. Esto se debe a varios factores, pero uno de los principales que menciona Akuetteh son los “islamistas” dentro del territorio Tuareg, y esto significa por supuesto que los militares estadounidenses en AFRICOM podrán buscar excusas para intervenir. El golpe de estado reciente, la reacción de los militares al levantamiento Tuareg en el norte, también puede resultar en sanciones económicas por países aledaños que quieren ver un regreso a la democracia.

La mujer activista, cuyo nombre no se revela, dice que hay varios grupos de política Tuareg, y que los islamistas son una parte de ellos. Habla de manera positiva hacia políticas Tuareg (no islamistas): “La mayoría de los Tuareg son musulmanes, sin embargo esto no es un aspecto central de su identidad política, su visión es para una nación tuareg y para defender la cultura e independencia tuareg”. Sin embargo parece que el grupo islamista es el más poderoso, y además de las tensiones internacionales, la situación de derechos de la mujer está empeorando en relación a los islamistas. En un mundo perfecto, esta activista realmente quiere: “Como malí también puedo decir que queda por delante trabajo serio y profundo que debemos realizar como sociedad civil para afirmar a la gente en su identidad de malí, que siempre ha sido una cultura muy viva y tolerante”.

Critico la idea que cualquier cultura de nación-estado “siempre" Ha sido muy tolerante, simpatizo con la idea de trabajar dentro de los entornos culturales y políticos para crear espacio para todas las personas que quieren hacer una comunidad que trabaje con diversidad. Un contexto más amplio también es un recordatorio que, mientras las fronteras de la África de hoy fueron heredados del colonialismo, la Organización de Unidad Africana post independencia resolvió  (véase páginas 16-17) respetar explícitamente esas fronteras por “la existencia de maniobras fuera de África encaminadas a dividir los estados africanos” – es decir, debido al peligro de que los ex poderes coloniales promovieran “movimientos independientes” de fachada para establecer zonas de control neocolonial.

APRENDAMOS DE  IVAW Y ACTIVISTAS EN EGIPTO

Si vamos a  "botar la guerra,” tenemos que poder compartir una mezcla de historias que nos inspiran y las que nos recuerdan del arduo trabajo que tenemos por delante para que nuestras vidas tengan que ver menos con la guerra y más con la construcción y el apoyo a la vida. Aprendamos este mes de IVAW, y de los activistas egipcios que todavía están aprendiendo que significa su revolución, y recordemos que hay que actuar más allá de las nociones tradicionales de “seguridad” que recibimos del 1%.

The views expressed here are those of the author and do not necessarily represent those of the entire War Times project

Greg has written book reviews for Left Turn Magazine, and volunteered with Prison Radio.

More by Greg Hom:

Add a Comment

Dear Reader: Please help us keep our comments section a safe space of respectful and healthy dialogue that furthers the work against militarism and toward justice. Comments will be moderated.

Facebook

WT Comments